2. ¿Qué son las adaptaciones curriculares individualizadas?

Las aulas están constituidas por un grupo heterogéneo de alumnos dentro del cual nos vamos a encontrar múltiples realidades, diferentes capacidades de aprendizaje, distintos orígenes sociales. En la gran mayoría de los casos, el planteamiento curricular que hacemos responde a las necesidades de nuestro alumnado.

Pero hay algunos alumnos que por determinadas circunstancias, no pueden asumir el currículo que de forma general se plantea para el grupo. El sistema educativo debe dar una respuesta curricular a dichos alumnos. Son alumnos a los que hay que matizarles el currículo o ir más allá y hacerles un currículo “a la carta”. En estos casos debemos realizar una adaptación curricula individualizada pudiendo ser significativa (se modifican los objetivos generales de la etapa y los contenidos básicos y nucleares de las áreas) o no significativas. A esos alumnos/as se les ofrece una medida extraordinaria que consiste en adaptar el currículo a sus características personales.

Por lo tanto es cualquier ajuste o modificación (ampliación, supresión) que se realice en el currículo con el objetivo de dar respuesta a los alumnos con necesidades educativas.

Estas adaptaciones quedarán registradas con la correspondiente evaluación de sus resultados en el expediente personal del alumno.

Antes de poner en práctica una adaptación curricular debemos responder a una serie de cuestiones:

  1. ¿Qué cicunstancias rodean al alumno/a en el contexto biológico, familiar, social y escolar?
  2. Muy importante: ¿Cuál es su nivel de competencias?
  3. ¿Cuáles son sus necesidades educativas? Debemos priorizar los aprendizajes que le son más necesarios.
  4. ¿Qué objetivos nos proponemos?

Una vez tengamos las respuestas diseñaremos la secuencia curricular a partir de los objetivos propuestos.