Cambios en la educación secundaria

El objetivo es acabar con el fracaso escolar y el abandono temprano de las aulas. Para ello, la reciente reforma de las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) propone tres cambios claves para esta etapa educativa: la segmentación en itinerarios del cuarto curso de la ESO, la flexibilización y refuerzo de los Programas de Cualificación profesional Inicial (PCPI) y el reconocimiento de competencias para quienes no logren el título de Graduado.

La etapa de Educación Secundaria en nuestro país comprende cuatro cursos cuya finalidad es, además de la adquisición por parte de los estudiantes de los elementos básicos de la cultura, la preparación para su incorporación a estudios posteriores y para su inserción laboral. Con el objetivo de orientar al alumnado en este sentido, el último curso de esta etapa, tal como estableció la Ley Orgánica de Educación (LOE 2006), se configuró con un carácter más flexible que los anteriores, de modo que los estudiantes debían cursar seis asignaturas obligatorias y tres optativas elegidas libremente entre ocho materias.

La nueva normativa modifica la estructura de la parte optativa de 4º de la ESO

La nueva normativa mantiene los contenidos obligatorios del curso, pero modifica la estructura de la parte optativa para profundizar en el carácter orientador de 4º de la ESO. Por una parte, segmenta las materias optativas en tres opciones, cada una de ellas relacionadas con un ámbito del conocimiento y, por otra, introduce tres nuevas asignaturas en el currículo: alimentación, nutrición y salud, ciencias aplicadas a la actividad profesional y orientación profesional e iniciativa emprendedora.

El 4º curso de la ESO queda configurado de este modo:

Materias obligatorias: educación ético-cívica, educación física, ciencias sociales, lengua castellana y literatura (más lengua cooficial si la hubiera), matemáticas, primera lengua extranjera.

Opción 1: educación plástica y visual, latín y música.

Opción 2: biología y geología, física y química y tecnología.

Opción 3: alimentación, nutrición y salud, ciencias aplicadas a la actividad profesional y tecnología.

Materias optativas comunes: informática, orientación profesional e iniciativa emprendedora, segunda lengua extranjera.

Según la nueva estructura, los alumnos deben cursar tres materias optativas. Pueden elegir las tres asignaturas de una de las opciones o dos de una opción y una tercera de las optativas comunes o de otra de las opciones.

Adelanto de los PCPI

La falta de motivación, el rechazo a la institución educativa o las condiciones socioculturales adversas, son algunos de los motivos por los que el 26% de los jóvenes que cursan Secundaria en nuestro país abandonan los estudios antes de tiempo. A partir del curso 2008-2009, se introdujo en el sistema educativo una nueva alternativa para favorecer la continuidad de la formación y la adquisición de competencias profesionales por parte de estos alumnos: los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI).

La nueva normativa adelanta la edad de acceso a los PCPI a los 15 años

Hasta ahora, estos programas podían cursarlos los alumnos de ESO mayores de 16 años que no estuvieran en condiciones de obtener el título de Graduado en Secundaria. Sin embargo, para alcanzar a un grupo más amplio de estudiantes, la nueva normativa adelanta la edad de acceso a los PCPI a los 15 años. Los alumnos que opten por esta vía deben seguir un programa formativo de dos años, aunque para los de 16 años las administraciones educativas pueden autorizar una formación de tan solo un año de duración.

La estructura de los PCPI se mantiene igual a la anterior, dos módulos obligatorios (específicos profesionales y de carácter general) y módulos voluntarios, pero se amplían los efectos académicos asociados a la superación de los programas:

  • Superación del programa completo: permite obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  • Superación de los módulos obligatorios: permite el acceso directo a los ciclos de Formación Profesional de grado medio sin necesidad de superar una prueba específica.
  • Superación de los módulos profesionales: permite obtener certificados de cualificación profesional del nivel 1.

Certificado oficial de estudios obligatorios

En la actualidad, los alumnos que abandonan Secundaria antes de obtener el título de Graduado lo hacen con las manos vacías. Sin embargo, a partir del próximo curso 2011-2012, estos jóvenes recibirán del centro educativo un certificado oficial sobre su escolaridad, que refleje el nivel de adquisición de las competencias básicas y un informe orientador sobre sus opciones académicas y profesionales.

Este documento sirve, entre otros aspectos, para facilitar la reincorporación posterior a la formación de estos estudiantes, ya que certifica las competencias alcanzadas por el alumno, de modo que evita que tenga que volver a superarlas si decide continuar con sus estudios.