Derecho a la educación

Existen un total de 115 millones de niños y niñas en el mundo sin escolarizar. Personas sin formación que no pueden desarrollar sus capacidades y su potencial para crecer intelectualmente, desempeñar profesiones dignas e intervenir sobre su entorno para mejorar sus condiciones de vida.

Está demostrado que la educación favorece el crecimiento económico, aumenta la esperanza de vida y la salud personal y medioambiental. Por el contrario, la ausencia de educación o su mala calidad van en contra del desarrollo individual y colectivo de las sociedades.

La igualdad de género en el acceso a la educación es otra de las cuestiones que merecen atención, pues según la UNESCO dos de cada tres países no ofrecen las mismas oportunidades a niños y a niñas.

Del mismo modo que es importante recibir educación, lo es tener acceso a una buena educación, tan necesitada de recursos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *