Mediar para remediar conflictos

Presentación de José Manuel Suárez Sandomingo en las IX Jornadas de Convivencia Escolar de la “Cruz Vermella Xuventude”.

Ya en el Derecho Romano se postulaba la existencia de los jueces de compromiso, durante la etapa de la República romana, se instituyeron los juicios de árbitros de equidad. En la Edad Media española se creó el Tribunal de Aguas de Valencia (1239), mediador entre los litigantes una vez por semana. En Hispanoamérica, los conflictos populares se regularon mediante la combinación de los procesos de las culturas indígena y castellana. Así, la idea zapoteca de “balance” (Oxaca- México) abogaba por intentar que se restaurase el equilibrio en las relaciones interpersonales. En la Primera Conferencia por la Paz de La Haya, (1899) se acordó que “el papel del mediador consiste en conciliar las reclamaciones antagónicas y apaciguar los sentimientos de agravio que puedan haber surgido entre los estados desavenidos”.

En la Carta de la Mediación del Centre National de la Mèdiation en Francia se sugiere que la mediación en la sociedad actual es “un lugar intermediario donde se hacen nuevas relaciones, o un lugar abierto que evita los escollos, o un lugar dinámico que permite una regulación de las tensiones y de los conflictos“.

LA MEDIACIÓN ESCOLAR

La historia de la mediación escolar se inició en los años 60 en Estados Unidos, con dos movimientos diferentes:

– El de la cultura de paz y justicia y
– El del aprendizaje cooperativo en el aula.

En las dos décadas siguientes se promocionaron los programas formales de mediación y en múltiples escuelas tanto en EEUU como en otros Estados (Inglaterra, Nueva Zelanda, Canadá…)

PROCEDIMIENTOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN LA ESCUELA

  • Asamblea o reunión periódica del grupo de clase. A través de ella se debate el cumplimiento de las normas de grupo, el clima de las relaciones o cualquier cuestión que pueda surgir en la clase o en el centro.
  • Círculo de calidad. Se promueve la formación de un grupo de alumnos que plantea y examina un problema, lo investiga y propone soluciones que deberán comunicarse a la dirección para su revisión y puesta en marcha.
  • Círculo de tiempo de calidad. Se persigue responsabilizar a un grupo de alumnos y a algún adulto para que mantengan reuniones para revisar facetas de la convivencia en el centro y dialogar sobre ellas.
  • Comisiones de alumnos. Son otro modo de encargarles temas específicos relacionados con un problema.

MODELOS DE MEDIACIÓN

La mediación se ha revelado como la técnicas más eficaz y de mayor difusión para la solución de tensiones.

Según Cowie & Sharp (1996) hay, al menos, tres tipos de mediación escolar:

Sistema de ayuda. El alumno adecua sus habilidades al reconocimiento de los problemas de sus compañeros y les presta ayuda en su vida diaria. Se integran en los grupos como supervisores que hacen las veces de tutores. Sus intervenciones las hacen en los recreos, en la integración de nuevos estudiantes, etc. Su valor está en su capacidad para ofrecer su apoyo emocional y amistad.

Alumno consejero. Requiere de formación en habilidades de comunicación y escucha activa. Tienen una actuación preventiva ante situaciones de riesgo escuchando los problemas de unos compañeros con otros o con los profesores.

Mediadores escolares. Han de poseer unas habilidades sociales de comunicación y de resolución de conflictos mayores. Su mayor valor es el producir un cambio sustancial en la cultura del diálogo, la negociación y la resolución de conflictos dentro de su marco de operaciones.