Consejos para padres en apuros

Por su interés reproducimos este decálogo elaborado por José Antonio Marina (Toledo, 1939) filósofo, ensayista y pedagogo.

  1. Conjuga la ternura y la exigencia. Los niños necesitan cariño y limitaciones. Hay que poner límites, porque necesitan pautas coherentes y claras para sentirse seguros.
  2. La interacción es el gran recurso educativo. Es muy provechoso relacionarse con los niños mediante juegos o charlas.
  3. Tómate en serio los sentimientos de tus hijos.
  4. No es conveniente dar instrucciones mientras los niños están sometidos a alguna emoción; mejor cuando se hayan tranquilizado.
  5. Los padres solos no pueden educar, como tampoco la escuela puede hacerlo. La cooperación es imprescindible.
  6. Relaciónate y colabora con los padres de los amigos de tu hijo.
  7. No pierdas el hábito de conversar con tu hijo porque en la adolescencia no lo vas a recuperar.
  8. Los padres no son amigos de sus hijos. Son sus padres. Deben mantener sus decisiones y no contradecirse entre ellos delante de sus hijos, ya que entonces pierden credibilidad.
  9. Los niños deben resolver todos los problemas que pueden por si mismos.
  10. Los hijos tienen que tener capacidad de resistencia. Estamos educando a niños demasiado frágiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *