La entrevista con el profesorado

1- Es aconsejable una entrevista trimestral con el tutor/a. En circunstancias normales es conveniente acudir al centro una vez por evaluación, no sólo para hacer seguimiento de la evolución del alumno/a y  cooperar con el  profesorado, sinó también para que nuestro hijo/a sienta que centro y familia están coordinados.

2- La entrevista debe desenvolverse en el centro educativo y concertarse previamente. En ocasiones encontramos a los profesores/as en la calle, en el supermercado… y aprvechamos para preguntarles como va nuestro hijo/a. Ni esos son los lugares adecuados, ni las entrevistas improvisadas son eficaces. La reunión hay que concertarla previamente, para que el profesor/a pueda prepararla y para que, en el  caso de los  tutores/ as, tengan tiempo de hablar con el resto del profesorado y así obtener la información que nos van a transmitir.

3- Hay que ir dispuestos a intercambiar información. No es aconsejable ocultarles información a los profesores/as. Negar los problemas o no querer ver las dificultades va a impedir una solución adecuada. Debemos hacer, pues, un análisis realista sobre  nuestro hijo/a. Para eso es aconsejable hablar con el/ella antes de la reunión: ver como se encuentra dentro del grupo, preguntarle si tiene dificultades…, pero también observar sus hábitos de trabajo, valorar su rendimiento, reflexionar sobre sus relaciones sociales…

4- Debemos acudir dispuestos a asumir compromisos. Hay personas con tendencia a delegar la educación de sus hijos/as en los otros. Nadie es mejor que otro en la educación, todos somos necesarios, pero cada uno tiene que asumir su función, y la de los padres/medres es la de ser padres/madres.

5- La reunión no se debe centrar unicamente en lo académico. Hay aspectos que son tan importantes como las notas y que muchas veces no son abordados en las reuniones. Es el caso de la  situación anímica del alumno/a, la relación con los compañeros/as o con el profesorado, la integración en el centro…

6- Hay que evitar culpabilizar a los profesores/as o hacerles reproches. Aún en los momentos de mayor desencuentro, hay que centrarse en encontrar puntos de colaboración entre el centro y la familia, eso va a ser siempre lo mejor para el alumno/a. Cuando la entrevista sea por alguna cuestión conflictiva, hay que asegurarse bien de los hechos y calmarse antes de acudir al centro.

7- Después de la reunión los padres deben hablar con su hijo/a. Transmítale las cosas positivas y las dificultades de las  que hablaron. Comuníquele los acuerdos a los  que llegaron con el  tutor/a o con el  profesor/a y la fecha en la que quedaron de volverse a ver para revisarlos.

8- Y recuerde siempre: la entrevista eficaz es aquella en la que se llega a acuerdos entre familia y profesor/a, se decide como se va a hacer para conseguirlos y  se establece unha fecha para ver si lo acordado se está cumpliendo.