El alumno-mediador

El caso extremo del suicidio de Jokin, en 2004, por no poder soportar el acoso al que era sometido por sus compañeros de estudios tocó en la conciencia social y reabrió el debate sobre este fenómeno. Hoy, los centros escolares tratan de atajar los conflictos incorporando la figura del alumno-mediador.

Los padres y los educadores de centros en los que se ha implantado este sistema, aseguran que los resultados son apreciables en poco tiempo. Recientemente se ha celebrado en Lugo el primer encuentro de alumnos mediadores, que unió a representantes de once centros educativos de Galicia y uno de Castilla-León.

La clave está en implicar a todas las partes: responsables educativos, profesorado y, por supuesto, el alumnado, hay que hacerles entender que no pueden mirar para otro lado cuando surge un conflicto entre compañeros, no pueden ser meros espectadores de una pelea o un intercambio de insultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *