¿Tecnología o metodología?

No es una cuestión de recursos sino de creatividad. La renovación y el compromiso de los educadores es la mejor tecnología a aplicar. El “cómo” es más importante que el “con qué”.

La utilización de nuevos recursos didácticos requiere nuevas formas de ejercer la docencia. No deberían usarse sólo para hacer lo que se hacía anteriormente sin ellos en las aulas.

Debemos reflexionar acerca de la importancia de un cambio de metodología, de forma de entender la educación, para que la integración de las TIC tenga sentido en los procesos formativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *