01. Fase 1

¿Os habéis preguntado alguna vez qué es una campaña de sensibilización?

Se trata de sensibilizar, o concienciar, a determinados grupos de personas para que cambien sus ideas, valores y comportamientos respecto a un tema o realidad concreta de injusticia.

La sensibilización implica sobre todo INFORMAR a las personas sobre las causas de un problema, y PROPONER ACCIONES para luchar contra ese problema. Y, generalmente, las campañas de sensibilización van acompañadas de Campañas de Incidencia Política, ya que algunas cosas necesitan cambiar a nivel político, para que el cambio sea más rápido y global. Pero no debemos quedarnos con la idea de que todo es culpa del gobierno, y que nosotros no podemos hacer nada, porque el poder que tenemos las personas es mayor de lo que pensamos, especialmente para sentirnos bien con nosotros mismos formando parte de la solución y no del problema.

Ahora estamos empezando otra campaña muy importante, y de alcance mundial, con el objetivo de que las personas sean conscientes de las desigualdades y la injusticia alimentaria que existe en el mundo, y hagan lo que esté a su alcance para reducirla o erradicarla. Sin embargo, nos hemos dado cuenta de que hay muchos intereses en contra, aquí tenéis una muestra de ello:


Es preocupante que estas voces puedan hablar más fuerte que nosotros. ¿Podemos combatirlas y crear un mensaje positivo?
 

Vamos a trabajar con el tema de “La agricultura a pequeña escala”

Después de un siglo de crecimiento, la producción de cultivos está estancada, ya que la agricultura intensiva sólo podía abocarnos a este destino. Por ello ha llegado la hora de centrarnos en el enorme y desperdiciado potencial de la agricultura a pequeña escala para los países en vías de desarrollo, y sobre todo para las mujeres, quienes suelen asumir la mayor carga de trabajo y apenas se ven recompensadas por ello.

De la manera que se presentan las cosas, la producción de cultivos está cayendo, dado que la tierra sólo es capaz de producir cierta cantidad de cultivos, independientemente del fertilizante empleado en los mismos. Y además dichos fertilizantes tienen una gran repercusión en términos del impacto de emisiones de carbono, debido a la energía necesaria para producirlos y a todos los nitratos que emanan de los mismos.

Pero, al mismo tiempo, 500.000 pequeños agricultores de todo el mundo están ayudando a llevar comida a la mesa de 2.000 millones de personas, lo que supone un tercio de la población de la tierra, además de reducir enormemente el efecto negativo sobre el planeta.

Contando con un respaldo efectivo y amplio por parte de los gobiernos, así como con la inversión adecuada por parte de empresas del sector privado, es posible hacer remontar la productividad del campo.

Por lo que ha llegado la hora de crecer a partir de la agricultura a pequeña escala.

Al respaldar a los pequeños agricultores aportándoles técnicas sostenibles de producción, como el uso de fertilizantes orgánicos y técnicas de irrigación por goteo, podemos ayudarles a producir alimentos suficientes para una población creciente, sin que por ello contribuyamos a un mayor descontrol climático.

El cambio ya está teniendo lugar. En Vietnam, por ejemplo, el número de personas hambrientas se ha reducido a la mitad en 12 años, gracias a una iniciativa gubernamental que prestaba su apoyo a los agricultores. Asimismo, en Brasil hay muchos menos millones de personas que se levantan por la mañana con hambre, gracias a un amplio respaldo gubernamental.

Pero si deseamos conseguir un cambio de mayor envergadura, es necesario propiciar mayores inversiones en agricultura para los países en vías de desarrollo. (En 1984 la agricultura suponía el 20% de la inversión de la ayuda extranjera, mientras que en 2006 no representaba más que el 3,7%).

Si queremos seguir creciendo juntos en el mundo, es necesario cambiar la mentalidad de la personas en torno a la agricultura.

Annie Leonard, es una estudiante de comercio internacional, desarrollo, sustentabilidad internacional, y salud ambiental que está a cargo del proyecto-documental The Story of Stuff (“La historia de las cosas”).

El video que vamos a ver a continuación tiene tres partes y una duración de 20 minutos y pone sobre la mesas temas importantes como recursos naturales, explotación, la industria, el sistema de consumo, el stress, el porque la tecnología avanza, y el sistema lineal en el cual vivimos, trabajar, comprar, explotar recursos, procesarlos, distribuirlos, la publicidad y más.

MATERIAL COMPLEMENTARIO

Informe Semanal. Los motivos del hambre en el mundo. TVE. Duración: 10 minutos.
Análisis de las principales causas que provocan hambrunas mundiales. Entrevista a Jean Ziegler, relator de la ONU.