Precious

«Hoy ha sido un día difícil, pero por eso es que Dios o quien sea, hace nuevos días». Entre la resignación y la esperanza, Clareece Precious Jones (Gabourey Sidibe) intenta encontrar un sentido a su desgarradora realidad. Tiene 16 años, es de raza negra y soporta un peso mucho mayor que el de sus kilos. Mientras espera el segundo hijo fruto de los abusos de su padre y aguanta el maltrato de su madre, busca en su imaginación un poco de luz al infierno que vive.

En ‘Precious’ el patito feo no se convierte en cisne, aunque sueñe con serlo, sólo sobrevive en silencio. Esta tragedia intenta dar un mensaje final de superación que no consigue disminuir el drama y que incluso llega a resultar incómodo después de escuchar frases como: «¡El amor no ha hecho nada por mí, el amor me golpeó, me violó, me llamó animal, me enfermó!».

La acción transcurre en el barrio de Harlem. Precious sueña con aprender, con ser alguien y tener un novio con el cabello bonito. Obligada a dejar la escuela a causa de su segundo embarazo, pareció encontrar una salida en el centro especial ‘Cada uno enseña a uno’, donde conoció a la profesora Blue Rain. Ella marca un punto de inflexión y le infunde fuerzas para tomar las riendas de su vida.

A través de ‘flashbacks’, la protagonista alterna su día a día, con su pasado más doloroso y sus irrealizables deseos. Las repetidas violaciones de su progenitor y las agresiones de su madre dejan paso a imágenes donde ella pisa una alfombra roja o es una de las voces del coro de la iglesia.

A pesar de todo el dolor, aparece la luz y los tonos claros cuando Precious va a la escuela y escucha desde la última fila, sin entender apenas, al profesor de matemáticas. La profesora Rain en su escuela alternativa hará el milagro de afianzar su autoestima y hacerle pensar que puede cambiar el rumbo de su vida.
-Escribe, le repite la profesora Rain. Porque sabe que escribir no es sólo poner una palabra detrás de otra. Porque sabe que escribir la ayudará afectivamente.

“Precious” también es una película de género, no sólo porque trate el problema de la violencia intrafamiliar y de género, sino porque la protagonista está rodeada de mujeres: su madre, verdugo y a la vez víctima; la profesora Rain, la trabajadora social, superada por la crudeza de la vida de Precious… Incluso el enfermero que la atiende en el hospital hace un papel femenino de cuidador.

En suma, mientras que haya una sola “Precious” con ganas de aprender y una profesora Rain con ganas de enseñar, está justificado todo el presupuesto del Ministerio de Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *